Infanticidio en época navideña azotó Carabobo: Asesinaron a 5 niños entre el 24 y 27-D

0
339

Entre los regalos de ‘Santa’ no se incluyó una larga vida. Pequeños de entre 4 y 13 años resultaron muertos en ataques violentos en territorio carabobeño durante la época navideña.

El primer hecho se registró en Petrocasas, al sur de Valencia. Jhenglis Yelamo Salas, de 9 años, fue asesinada de un disparo en el estómago.

La niña estaba en el sector Boca de Río —el sábado 23 de diciembre— con su hermano mayor, mientras sus padres preparaban los regalos de Navidad.

A las 11:00 de la noche, los hermanos salieron de la casa para dirigirse a un estacionamiento cercano. A los pocos minutos, una balacera se registró y la pequeña resultó herida en el estómago.

El joven (de 21 años) la llevó hasta su casa y de ahí la trasladaron a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet), donde murió tras dos días de agonía.

“Por este caso, estamos tras la pista de cuatro implicados, apodados “El Bebé”, “El Boletazo”, “El Ruso” y “Morzilla”, aseguró un informante policial.

Pero la muerte de Jhenglis no fue la única que alarmó el sur de Valencia. Justo la noche siguiente, en la urbanización Las Palmitas, Yahilin Aleska Balanta, de apenas 5 años, fue ultimada junto con su padre, Robert Alexander Balanta (32), cuando sicarios atacaron al hombre.

Padre e hija estaban frente a su vivienda tomándose fotos. A las 6:00 pm, un Ford Fiesta Power se detuvo cerca de ellos, un delincuente bajó y acribilló a Balanta (padre), propinándole ocho disparos. El hombre murió en el sitio.

A Yahilin le impactaron dos proyectiles, por lo que fue trasladada hasta la Policlínica Las Industrias, pero llegó sin vida. Era hija única.

Otros dos jovencitos, de 11 y 13 años, fueron ultimados el 25 de diciembre en Bujuma, también en Carabobo.

Los dos menores asistieron a una celebración de Navidad, pero no llegaron a sus casas. Un disparo de escopeta impactó a cada uno, quitándoles la vida. Sus casos son investigados por la policía local.

Pasadas las Navidades, el 26 de diciembre, un padre desalmado y bajo efectos del acohol acabó con la vida de su hijita, de 4 años, asfixiándola.

Ronny Méndez busó a Charlotte en casa de su mamá, en Falcón, para pasar juntos las fiestas decembrinas. Pero más que alegría, llenó de dolor a la familia. Méndez pasó el fin de semana ingiriendo bebidas alcohólicas y ahorcó a Charlotte hasta matarla.

Las autoridades policiales lo detuvieron y se encuentra bajo custodia mientas se realizan las investigaciones.

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here