La UNEY demostró trascendencia del maíz para el continente americano

0
24

Que todo nuestro continente puede estar representado en el maíz, fue demostrado durante el seminario “América en un gran grano de maíz”, organizado por estudiantes del pregrado Ciencia y Cultura de la Alimentación de la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy (UNEY) y efectuado en la Sala 4 del Museo Carmelo Fernández de San Felipe.

Con cinco pertinentes ponencias, la impecable presentación del Grupo Musical Reflejos y una deliciosa degustación de alimentos típicos elaborados con maíz, los estudiantes de la unidad curricular Cocina y cultura gastronómica, del tercer año, mostraron conocimientos, reflexión, aplicación de técnicas culinarias y habilidades para la organización de eventos, desarrolladas con el apoyo de sus docentes Adriana Álvarez, Rosana Mieres, Humberto Arrieti y Dennar Oropeza.

El rector de la UNEY, Wullian Mendoza, hizo la instalación formal del seminario, destacando la conjugación de voluntades y capacidades de estudiantes y docentes. “En la UNEY nos hemos atrevido a apostar por la tesis de que a través de la alimentación podemos explicar cualquier tipo de fenómeno relacionado con seres humanos”, mencionó, tras lo cual destacó el carácter integral y sistémico de la formación que reciben los estudiantes de Ciencia y Cultura de la Alimentación.

Las ponencias, a cargo de los docentes Humberto Arrieti y Dennar Oropeza y los estudiantes Edgar Hernández, Doriannys Morales y Claudia Reuman, permitieron analizar la importancia del maíz para el continente, desde los puntos de vista biológico, antropológico, cultural, patrimonial, alimentario, lingüístico, nutricional, sensorial, químico, simbólico, tecnológico, gastronómico e incluso arqueológico, literario y religioso.

Desde lo más sagrado de nuestras culturas primigenias, y los espacios más íntimos del hogar con el sustento diario y los sabores cercanos que nos proveen identidad, hasta los últimos embates de la globalización con la producción de maíz transgénico, este seminario hizo un recorrido por los diversos elementos que permiten una reflexión profunda de lo que somos desde el maíz, con sus más de 193 variedades, formas, colores y texturas tan diversos como el continente.

El grupo Reflejos completó este recorrido con un repertorio que rindió tributo a la tierra, al maíz, al campesino y a Latinoamérica.

La degustación incluyó diversas presentaciones del pan nuestro, la arepa: de chicharrón, ají dulce, maíz pilado y pelado; una chicha de maíz con guarapo de piña y un majarete.



Cortesía Prensa UNEY/Educación

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here