CAEN ABATIDOS FAMILIA DE ATRACADORES EN ENTIDAD BANCARIA DE COSTA RICA.

0
81

Marco Carrión, Jefe de Investigaciones Criminales del OIJ, no confirmó ni descartó la i información de redes sociales donde se vincula a una familiar muy cercana a los tres delincuentes fallecidos como contadora de las víctimas del atraco.

La muerte de Carlos Quesada Ramírez, de 46 años, conocido en el ambiente criminal como “Cabro”, y sus hijos apodados como los “Sayayines” Jessi, de 29, y Daniel Quesada Fuentes, de 21, ocurrió cuando intentaron llevarse un bolso con 30 millones de colones de una asistente de la gerencia cuando la mujer se bajaba del carro para ingresar y depositar el efectivo en el BAC de Coronado. Un guarda de Seguridad costarricense intervino y mató a los tres.

El Jefe Policial confirmó que efectivamente existió planeamiento previo al atraco al dueño de La Gallinita Feliz, el negocio ubicado en el centro de Coronado.

“No tenemos una evidencia concreta de que exista relación entre la mamá y el hecho criminal, no la estamos investigando, aún no” aclaró Carrión ante las preguntas de la prensa.

Eso sí, para el Judicial es claro que existió todo un seguimiento para finalmente concretar el atraco cuando la moto conducida por Daniel se ubicó afuera del centro comercial mientras su papá Carlos interceptada a la mujer bajando del carro para arrebatarle el bolso con el dinero, y su otro hijo Jessi le cerraba el paso al vehículo del comerciante al colocarse detrás para bloquear su salida.

No contaban con el valor y la buena técnica del Guarda tico, quien sólo enfrentó a los tres para vencerlos a balazos.

Carlos “El Cabro” llevaba un arma 9 milímetros, reportada como robada en Limón; su hijo Daniel portaba una calibre 38, al tiempo que Jessi no traía pistola.

Con los tres forcejeó y a pesar de que ellos dispararon primero, el guarda logró disparar con muy buena técnica y acertar en el blanco.

De hecho una fuente de Seguridad aseguró que el Guarda regularmente es nota 100% en el polígono. El Guarda está delicado pero fuera de peligro. Al dueño del comercio, quien esperaba en el vehículo y se bajó para ayudar a su empleada, lo hirieron en la ingle.

Según conoció Elguardian.cr, La Gallinita Feliz tiene tres contadores; uno interno y dos externos, pero los tres son hombres, no se les conoce relación con la familia de los criminales.

La investigación continúa y la madre de los Sayayines muertos cerró su página de Facebook.

Siguenos en nuestra cuenta Instagram @notiyaradigital

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here