Los ataques a Monseñor Basabe. Lenyn Rodriguez.

0
26

Los Yaracuyanos, aún no salimos de las secuelas dejadas después del gigantesco movimiento cívico ocurrido el 23E, donde miles de ciudadanos poblaron las calles de Independencia y San Felipe, en una jornada que no tiene parangón en la historia politica de nuestro estado, que ha dejado atonitos y perplejos a la mayoria de la dirigencia politica oficialista, que no se cansan de subestimar y minimizar la lucha opositora y que aún no asimilan el revés sufrido en cuanto al rechazo que siente la sociedad yaracuyan al igual que el resto del país en contra de su lider Nicolás Maduro.

Esto lo digo, porque después de los hechos que se derivaron de la marcha del 23E, donde se privaron de libertad a un numero importantes de ciudadanos yaracuyanos, entre ellos a un grupo de adolescentes, cuya historia de la Juez sentenciadora Ediluth Guedez, ya es conocida a nivel Internacional, le infirgió un duro golpe al gobierno y sobre todo lo dejo al descubierto, en cuanto al ejercicio de la judicializacion de la politica como instrumento de persecución a quienes lo adversan, acusando nada mas y nada menos que a la presidenta del circuito y al propio Gobernador del estado de protagonizar tales acciones.

Esta noticia de carácter internacional, por supuesto que no le ha caido nada bien al gobierno e intenta a todo evento revertirla y desviar la atención de la consciencia ciudadana para ello aplica despiadamente lo que en el argot periodístico, se señala como el hecho noticioso mata a otro si es de mayor relevancia.

Esto lo digo, amparado en la notoria campaña de descrédito que se ha montado en contra de Monseñor Victor Hugo Basabe, un hombre de reconocimiento nacional, por sus posturas como representante de la Iglesia, de notable preparación intelectual y de una enorme sencillez, que brota de su alma el apego a Dios, a su feligresía y su profundo amor por nuestro pais, lo que lo ha convertido en una figura generadora de esperanza y paz a quienes seguimos con atención sus pasos y admiramos su determinación. En tal sentido, el gobeenador Julio Leon Heredia ha apuntado toda su artilleria pesada contra Monseñor Basabe, valiendose de un video que publico Monseñor por las redes, donde denunciaba una supuesta violación a los Derechos Humanos en Yaracuy, solo que habia ocurrido en otro lugar del Pais, a lo cual el propio Monseñor valiente y publicamente admitió haberlo recibido y ser engañado en su buena fe, por quien se lo habia enviado para su publicación.

Sin embargo, no obstante de esta aclararoria y con el propósito repito de desviar la atención de los hechos del 23E, el Gobernador Julio Leon Heredia, pretende linchar mediaticamente a Monseñor, como dicen los boxeadores, se quiere montar en el ring con él, buscar un culpable, a tal efecto, valora mas el famoso video colgado de Monseñor, que el video de la Juez Edilut Guedez que le dio la vuelta al mundo.

Monsñor Basabe, ahora es quien promueve la guerra y el gobeenador la Paz, Monseñor es la reencarnación de Lucifer y el gobernador un avesado estudioso de la biblia y católico practicante desde niño, pretende darle lecciones a Monseñor sobre la Doctrina Social de la Iglesia, utiliza personajes no tan cotizados para vilipendiar a Monseñor y lo peor, lo mas grave aún, es que todo esto deja en evidencia al goberndor, de lo que lo acusa la Juez Edilut Guedez, puesto que pide que se actue judicialmente en contra de Monseñor, que se castigue penalmente, por via de algunos de sus acólitos, amaga de usar el poder judicial en contra de Monseñor, caso visto tampoco como el de los adoslescentes privados de libertad, en la historia politica Yaracuyana, donde un gobernador del Estado, pretenda privar de libertad a la máxima autoridad eclesiástica en la región y si alguien tenia duda de lo verosímil de lo señalado por la Juez Edilut Guedez, tiene que estar atento a este acontecimiento, de lo contrario, entonces estamos como se dice coloquialmente, en el desarrollo del pote de humo para desviar la atención de la ya imborrable gesta cívica del 23E y que tiene de cabeza al gobernador, puesto que ahora la historia de Yaracuy, sin ningún tipo de duda, deberá leerse como un antes y un después del 23E.

Cortesia de Dr. Lenyn Rodriguez

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here